La policía salva la vida a un ciclista con un desfibrilador

La Policía Local de Sant Adrià salvó la vida a un ciclista hace unos días gracias a un desfibrilador. El hombre hacía deporte en el parque fluvial del río Besòs cuando sufrió una caída que le afectó internamente y derivó en una parada cardíaca. Para suerte del accidentado, justo en ese momento pasaron por el lugar, también practicando ciclismo y fuera de servicio, un policía y una técnica de ambulancia, que le realizaron los primeros auxilios, aunque sin todo el éxito esperado.

En pocos minutos, una patrulla del cuerpo local de policía acudió al margen del río y puso a disposición el desfibrilador externo automático (DEA) del que disponen. El aparato realizó dos descargas antes de que el ciclista saliera del paro cardíaco. Poco más tarde, los servicios de emergencia llegaron al lugar de los hechos y pudieron atender de forma completa al hombre de 52 años, que salvó la vida gracias a la rápida llegada de la patrulla con el desfibrilador.